Entradas

La única derrota es rendirse. Todo lo demás es camino

Las chicas revolucionarias andan sueltas, vuelan sin bragas y llevan en el bolso un libro de poemas

A la niña que con 5 años hacía del salón una biblioteca y convertía a todos sus muñecos en alumnos

Escribo para que el tiempo no me mate. Poetry Slam (Gijón)

Morir de amor es vivir

Los celos son hijos del amor, mas son bastardos